649 361 426
+

Preguntas Frecuentes

Nos pueden surgir ciertas dudas antes de empezar con la terapia o una vez que hemos iniciado ésta. En este apartado contestamos a las preguntas más frecuentes que nos solemos encontrar.

¿Cuándo acudir a un psicólogo?

Debemos acudir a un psicólogo cuando detectamos que uno o varios problemas están llevando las riendas de nuestra vida y nos provoca un gran malestar para continuar con normalidad.

Por ejemplo, cuando creemos que nuestra vida carece de sentido; nos vemos incapaces de disfrutar o encontrar algo positivo en vivencias cotidianas; cuando percibimos nuestro entorno como algo amenazante, negativo, con sentimientos de soledad, creyendo que todo nos sale mal y que nuestra situación no va a cambiar; cuando tenemos un miedo excesivo a desarrollar nuestra actividades; cuando las obsesiones que tenemos no nos permiten vivir sin ansiedad; cuando tenemos dificultades sexuales y no disfrutamos de nuestras relaciones; o cuando los silencios, los desplantes o los gritos sustituyen al diálogo, y los problemas de comunicación enturbian nuestra relación con los demás.

Como comentábamos en apartados anteriores, pedir ayuda a un profesional no es señal de locura o debilidad, si no todo lo contrario, es señal de que somos valientes, hemos aceptado que tenemos un problema y decidimos pedir ayuda.

¿Cómo se desarrollan las sesiones?

Normalmente, la terapia se desarrolla de manera individual, dura alrededor de 50 minutos y se realizará una sesión semanal. Aunque dependiendo de la problemática, existen ocasiones que por su gravedad se podrán dar más de una sesión a la semana. Cuando la persona vaya avanzando se pasará a una sesión cada quince días, alejándose en el tiempo cuando la persona note mejoría y avance.

Si se acude a terapia de pareja, habrá sesiones individuales y otras en la que estén presentes los dos miembros de la pareja, dependiendo del avance de cada uno y de cómo lo crea oportuno el terapeuta para la efectividad de la terapia.

¿Cuántas sesiones suelen ser necesarias?

Es muy posible que nos hagamos esta pregunta, pero hay que tener en cuenta que la duración de la terapia va a depender de la persona, de su problemática, de cómo trabaje la persona y de su compromiso con ésta. Intentamos que la terapia se exprima lo máximo posible para que la persona vaya notando cambios desde las primeras sesiones.

Si tiene alguna duda, no dude en ponerse en contacto.

Estamos aquí para ayudarle

Clic aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto
close slider

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono(requerido)

Asunto

Su mensaje