649 361 426
+

1

Oct, 2019

FASES DEL MALTRATO

By: | Tags: , , , , | Comments: 0

En este post nos gustaría explicar cómo funciona el maltrato, qué fases de maltrato existen y qué procesos psicológicos intervienen.

 Como seres humanos, necesitamos continuamente interacciones sociales para nuestro buen funcionamiento y adaptación, y también relaciones de pareja. El problema comienza cuando, algunas de estas relaciones se convierten en tóxicas, son asimétricas y por tanto, se puede dar una situación de maltrato con mayor probabilidad.

   En las relaciones asimétricas, se usan diferentes estrategias de maltrato donde el dominio, combinado con control y poder, destroza poco a poco la integridad física, mental y emocional de la persona que lo sufre. En otras palabras, la desgasta y destruye.

   Pero, ¿cómo empiezan estas relaciones de maltrato? El maltrato comienza progresivamente hasta que destruye a la víctima, acabando incluso con su vida en algunos casos. Al principio de la relación, se hacen pequeños actos que son tan cotidianos y continuos que hasta normalizamos. Empiezan con una falta de respeto, una mentira o con manipulación. Progresivamente se convierten en conductas perversas que tienen graves consecuencias para la salud psicológica de las víctimas. Al no tener la seguridad de que serán comprendidas, las víctimas callan y sufren en silencio.

   Las víctimas no son maltratadas todo el tiempo ni de igual forma. Existen diferentes fases de maltrato que tienen diferentes manifestaciones y duración. A continuación, te presentamos las diferentes fases del maltrato:

FASES DEL MALTRATO

– Fases del maltrato –

– Fase de luna de miel, también llamada como fase de calma o arrepentimiento. El agresor se muestra “arrepentido”, utiliza todo de tipo de estrategias para convencer a la víctima que está arrepentido o que ha cambiado, y suele responsabilizarla de su actitud. Usa frases del tipo: “Lo siento”, “voy a cambiar. Te lo prometo por nuestros hijos”, “yo te quiero por encima de todo”, “es que tú me haces ponerme así”, “es que si ya sabes cómo me pongo, deberías saber controlarme”.

   Cuando se inicia la relación de pareja suele pasar más tiempo hasta la próxima agresión que cuando la pareja está más asentada que estos ciclos se suelen dar con más frecuencia. Esta fase, también suele darse cuando se le plantea la intención de separación, cambiando su actitud y reduciendo la tensión en casa, lo que hace que la víctima cree un oasis y piense que realmente ha cambiado o lo está intentando. Todo se vive de manera idílica y la víctima perdona la agresión. Esto último cumple una función, se trata de un mecanismo de defensa para seguir sobreviviendo y que no se produzca una brecha psíquica aún más profunda en la víctima (puedes leer más sobre los mecanismo de defensa en:  https://www.celiagonzalezmarquez.com/mecanismos-de-defensa/ )

– Fase de tensión: en esta fase del maltrato, al agresor le molesta o importuna prácticamente todo. Es como una olla que está a punto de explotar. Aquí comienzan los intentos de dominio, poder y control, creando una señal de alarma de lo que está por venir.  La víctima intenta calmar, complacer o no hacer aquello que le pueda molestar y evitar el maltrato. Se trata de una creencia irracional en la que cree que puede controlar la agresión. Lo que sí es cierto, es que intenta hacer anticipación o evitación de la agresión como mecanismo de defensa.

   El agresor entonces hace uso de sutiles menosprecios, insinuaciones, ira contenida, sarcasmos, largos silencios o demandas irracionales entre otros intentos de dominio. Las acciones del agresor van dirigidas a desestabilizar a la víctima. Ella intentará minimizar o negar el problema, justificar la violencia o hacer alusiones a aspectos positivos de su pareja. Frases del tipo: “Es su carácter, se deja llevar por el momento”, “Sin él estoy sola, sólo él me cuida”, “tenemos nuestros más y nuestros menos, como todo el mundo”.

Fase de agresión: en esta fase se descarga toda la tensión e ira que el agresor tiene acumulada. Lo expresa en forma de maltrato físico, psicológico o sexual. Es cierto que es la fase más corta, pero también la más explosiva. Provoca daños y desestabiliza física y psicológicamente a la víctima. Aunque sin embargo crea expectativas irreales de cambio de su pareja y aparece la culpa en la persona agredida. Usa frases interiorizadas del tipo: “con el tiempo cambiará; hay que darle tiempo, me lo ha prometido”, “la culpa es mía por estar con él”.

Cuanto termina esta última fase de maltrato, comienza de nuevo la de luna de miel, calma o arrepentimiento. Convirtiéndose así en un círculo vicioso muy peligroso y del que no es fácil sin ayuda.

   Con frecuencia, los psicólogos somos testigos de historias en las que la realidad exterior no se distingue claramente de la realidad psíquica. Por ello, os queremos dejar un último consejo: jamás responsabilices a una víctima de la situación de maltrato que está viviendo.

EL MALTRATO NO TIENE EDAD, GÉNERO NI ES CUESTIÓN DE CLASES SOCIALES, ES UNA REALIDAD QUE EN LA MAYORÍA DE LAS VECES ES INVISIBLE.

   ¿Estás viviendo una situación parecida? ¿Conoces a alguien que tiene una relación de pareja asimétrica y quieres ayudarla? ¿Tienes problemas de autocontrol? ¿No sabes cómo controlar tu ira? ¿Necesitas ayuda? Nosotros podemos ayudarte. Pide información sin compromiso.

Estás separado/a, tienes hijos y son conflictivas las entregas y recogidas. También te ayudamos, entra en: https://www.familitypoint.com

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto
close slider

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono(requerido)

Asunto

Su mensaje